Calle E 200 y Anansayas

Quito - Ecuador

280-8557

Reservas

365 días del año

Abrimos todos los días

sexo anal

5 cosas que debes saber sobre el sexo anal

Ya sea que siempre hayas querido probarlo con tu pareja, o no estés particularmente preocupado, el sexo anal es uno de los temas sexuales más incomprendidos e innecesariamente tabú que existen.

Si estás buscando ponerle sabor a las cosas en la habitación, o simplemente quieres probar algo nuevo, introducir el juego anal en tu vida sexual puede ser una revelación.

Solo recuerda, siempre es importante discutir las cosas con tu pareja de antemano. De esta manera, puedes asegurarte de que ambos están en la misma página y saber qué esperar el uno del otro.

Aquí hay 5 cosas que debes saber sobre el sexo anal antes de dar el paso:

1. Comienza despacio

Aunque sea tu primera vez o seas un profesional experimentado, la preparación para el sexo anal es clave.

Para que sea más fácil, asegúrate de estar completamente relajado/a. Haz que tu pareja comience con un dedo o un juguete sexual delgado para ayudarte a familiarizarse con la sensación.

2. Necesitas mucho lubricante

A diferencia de la vagina, el ano no puede auto lubricarse de forma natural y, por lo tanto, necesita mucho lubricante para facilitar el sexo anal y ayudar a mantener la intimidad más placentera. 

Sin embargo, secarse a mitad de camino puede causar dolor y desgarro del tejido anal si no vuelves a aplicar el lubricante. Por lo tanto, recomendamos que uses mucho y con frecuencia.

Si necesitas tomar varios descansos en el camino para volver a aplicar el lubricante, es normal, esto les dará tiempo para tranquilizarse mutuamente de que las cosas van bien.

Un lubricante a base de silicona puede ser mejor opción para esta práctica. 

3. Puedes contraer una ETS

El mayor riesgo de tener relaciones sexuales anales es la transmisión de Enfermedades de Transmisión Sexual. 

Como el tejido anal no puede producir lubricación, es más probable que hayan pequeñas lesiones en la zona permitiendo que las bacterias entren más fácilmente en su cuerpo. 

Para ayudar a disminuir la transmisión mientras disfrutas de tu pareja, asegúrate de usar siempre un condón.

4. Debilidad muscular

Dado que los músculos anales están diseñados para mantener las cosas dentro, el uso constante de los músculos puede hacer que se estire y debilite el tejido cercano. Si notas que esto sucede,no te preocupes, los músculos pueden fortalecerse.

5. Cuida tu dieta

Comer alimentos envasados ​​en fibra ayuda afectando el grado de comodidad y placer que recibe durante el sexo anal con tu pareja.

La fibra es un gran recurso para ayudar a limpiar el contenido del sistema digestivo.

Siempre mantente a salvo

Es importante estar lo más cómodo posible antes de tener sexo anal y asegurarse de usar condón con abundante lubricante.

También es importante recordar que los lubricantes siempre deben revisarse para ver si son seguros para el sexo anal y si son compatibles con los condones.

El sexo anal no necesita tener un estigma asociado. Después de todo, para aquellos que lo aman, puede ser una experiencia increíblemente placentera… Sigue estas recomendaciones y experimenta con tu pareja.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


CAPTCHA Image
Reload Image
Ibiza BioCare